Quiropráctica

¿QUÉ ES?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la Quiropráctica como “la profesión sanitaria que se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de las alteraciones del sistema músculo-esquelético y de los efectos que éstas pueden producir en el funcionamiento del sistema nervioso y en la salud en general”.

Aunque aquí en España todavía no es muy conocida, la Quiropráctica está extendida y reconocida como profesión sanitaria en otros muchos países como Estados Unidos, Canadá, Australia, Francia, Bélgica, Reino Unido, Suiza, etc.

Hay muchas corrientes dentro de la profesión, pero en SHIVAYA tenemos un enfoque holístico y vitalista del cuerpo humano ya que centramos nuestra visión de la salud en la capacidad inherente del cuerpo humano de curarse y autorregenerarse solo, de forma natural , sin la ayuda de agentes externos como fármacos o cirugía.

 

CÓMO TRABAJAMOS

En Shivaya trabajamos de forma natural con las manos, a través de movimientos específicos sobre el cuerpo del paciente, principalmente la columna vertebral, llamado AJUSTES quiroprácticos. Estos ajustes pueden variar desde impulsos rápidos sobre las subluxaciones vertebrales para recolocar las vértebras y liberar los “pinzamientos nerviosos”, o impulsos suaves para estimular el cuerpo y restablecer su equilibrio (homeostasis) permitiéndole volver a un estado óptimo de funcionamiento.

 

QUÉ ES UNA SUBLUXACIÓN VERTEBRAL

Es una palabra que utilizamos mucho en la consulta. La subluxación vertebral se produce cuando una o varias vértebras han perdido su correcta alineación o movimiento derivando en una alteración en el flujo de información que ocurre a través de los nervios. La mayoría de veces pasan inadvertidas ya que no provocan dolor ni molestia, pero otras veces pueden ocasionar migrañas, vértigos, alergias, dolor de espalda, ciática, otitis, asma, problemas digestivos,…

Columna vertebral

QUIERO SABER MÁS

Si aún quieres más información puedes visitar nuestro apartado de preguntas frecuentes.

Mostrar más Mostrar menos
Qué es la quiropráctica

¿PARA QUIÉN ES?

Todo aquel que tenga columna vertebral puede beneficiarse de la quiropráctica, independientemente de la edad (bebés, niños, adultos, senior) y del colectivo (mujeres embarazadas, deportistas).

Bebés y niños

Ayuda al correcto desarrollo del cerebro y del sistema nervioso

Mejora el sistema inmunológico

Ayuda con trastornos gastro-intestinales

Mejora la postura

Saber más
Quiropráctica para bebés
Adolescentes y adultos

Mejora la capacidad de concentración

Ayuda a la gestión del estrés

Aumento de energía y mejoría en el descanso

Disminución de tensiones y dolores

Saber más
Quiropráctica Shivaya para bebés y adultos
Mujeres embarazadas

Promueve la fertilidad

Reduce el trabajo de parto

Libera tensiones para un posicionamiento fetal óptimo

Disminuye dolores y molestias

Saber más
Quiropráctica para adultos
Tercera edad

Mejora la movilidad y flexibilidad

Previene caídas y aumenta la estabilidad

Ayuda a frenar el envejecimiento vertebral

Mayor vitalidad

Saber más
Quiropráctica para personas mayores
Deportistas

Mejora el rendimiento

Aumento de la flexibilidad, coordinación, velocidad y fuerza

Recuperación más rápida

Prevención de lesiones

Ver más
Quiropráctica para bebés
Bebés y niños

Los bebés y niños suelen acudir al Quiropráctico para:

  • Crecer sanos y con una columna alineada y un sistema nervioso sano
  • Tratar los traumas sucedidos durante el embarazo y el parto
  • Reducir los cólicos del lactante y su intensidad
  • Mejorar los problemas de sueño (conciliación y/o mantenimiento), la irritabilidad, nerviosismo y estrés causados por un sistema nervioso en estado de “alerta” (sistema nervioso simpático)
  • Tratar la tortícolis
  • Disminuir las infecciones de oído (otitis media)
  • Mejorar la plagiocefalia: deformación en los huesos del cráneo
  • Ayudar con problemas respiratorios (asma, bronquitis)
  • Facilitar el amamantamiento cuando el bebé tiene preferencia por un lado, problemas de succión, dolor, etc.

Durante los primeros años de vida, el sistema neurológico de los bebés juega un papel crucial en su salud y su correcto desarrollo y crecimiento. Nuestro hijo se enfrenta a muchísimos estímulos hasta ahora desconocidos para él: empieza a respirar por la nariz, alimentarse por la boca, hacer la digestión, empieza a ver colores, coger objetos, intenta levantarse, se cae, empieza a correr, etc. Todas estas funciones las controla su sistema nervioso, es por ello que debemos asegurarnos que su columna vertebral está sana y alineada y no ocasiona ninguna interferencia en el mensaje que pasa del cerebro al resto del cuerpo.

En quiropráctica hablamos de que la primera subluxación puede ocurrir en el útero, debido al posicionamiento fetal del bebé, seguido del proceso del parto, aunque sea natural y respetuoso (si bien cuanto más instrumentalizado, más traumático puede resultar para el pequeño). Muchas veces los efectos de estas subluxaciones iniciales son notorios, como la aparición de cólicos, irritabilidad, problemas de sueño, etc. Pero otras veces pueden ser silenciosos y no manifestarse hasta la edad adulta.

Es por ello que no es necesario que tu hija/o manifieste dolores o problemas notorios de salud para visitar a un quiropráctico. De hecho, una revisión de la columna vertebral y sistema nervioso, ¡Cuánto antes mejor! ya que los bebés y los niños son mucho más flexibles y moldeables.

Quiropráctica para adultos ajuste
Bebés, niños y adolescentes

La mayoría de adolescentes y adultos que acuden al Quiropráctico suelen hacerlo por:

  • Dolor de espalda: zona cervical, dorsal o lumbar
  • Ciática y/o hernias discales
  • Escoliosis (desviación lateral de la columna)
  • Dolor de cabeza, migrañas
  • Mareos y vértigos
  • Bruxismo, estrés, ansiedad
  • Problemas de sueño: conciliación y mantenimiento
  • Problemas digestivos: reflujo, estreñimiento, dolor abdominal
  • Problemas respiratorios: asma, bronquitis
  • Falta de concentración

Todos estos síntomas pueden tener un origen en el sistema nervioso y en la columna vertebral, y son maneras que tiene tu cuerpo para alertarte de que algo no está funcionando correctamente y necesita de tu atención.

Nuestro objetivo como quiroprácticos es liberar a tu cuerpo de interferencias en el sistema nervioso para permitirle funcionar al máximo de su potencial y ganar en salud y calidad de vida.

El tratamiento quiropráctico en adolescentes y personas adultas no logra solamente que los pacientes se adapten mejor al estrés de su día a día, mejoren su descanso, la auto-regeneración de los tejidos, aumenten sus defensas, etc. Sino que también ayuda a PREVENIR problemas y molestias futuras.

Quiropráctica para adultos ajuste
Adolescentes y adultos

La mayoría de adolescentes y adultos que acuden al Quiropráctico suelen hacerlo por:

  • Dolor de espalda: zona cervical, dorsal o lumbar
  • Ciática y/o hernias discales
  • Escoliosis (desviación lateral de la columna)
  • Dolor de cabeza, migrañas
  • Mareos y vértigos
  • Bruxismo, estrés, ansiedad
  • Problemas de sueño: conciliación y mantenimiento
  • Problemas digestivos: reflujo, estreñimiento, dolor abdominal
  • Problemas respiratorios: asma, bronquitis
  • Falta de concentración

Todos estos síntomas pueden tener un origen en el sistema nervioso y en la columna vertebral, y son maneras que tiene tu cuerpo para alertarte de que algo no está funcionando correctamente y necesita de tu atención.

Nuestro objetivo como quiroprácticos es liberar a tu cuerpo de interferencias en el sistema nervioso para permitirle funcionar al máximo de su potencial y ganar en salud y calidad de vida.

El tratamiento quiropráctico en adolescentes y personas adultas no logra solamente que los pacientes se adapten mejor al estrés de su día a día, mejoren su descanso, la auto-regeneración de los tejidos, aumenten sus defensas, etc. Sino que también ayuda a PREVENIR problemas y molestias futuras.

Quiropráctica para embarazadas
Mujeres embarazadas

Las mujeres embarazadas que acuden a nuestra consulta suelen hacerlo por:

  • Ciática
  • Lumbalgia y/o pubalgia (dolor en la zona lumbar y/o en el pubis)
  • Cansancio, falta de energía, alteración del sueño
  • Preparación al parto
  • Liberación de tensiones para un posicionamiento fetal óptimo

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer está sometido a muchos cambios. A nivel musculoesquelético los ligamentos se vuelven más elásticos para modificar la posición de la pelvis y la columna lumbar para así dar más espacio al feto y prepararse para el parto. Durante estos 9 meses se alteran las curvaturas de la columna, el centro de gravedad se desplaza, cambia la forma de caminar, etc. A veces, el cuerpo no es capaz de adaptarse a todos estos cambios y pueden aparecer molestias y dolores que, aunque sean frecuentes, NO deberían aparecer.

Quiropráctica para personas mayores
Tercera edad

Durante esta etapa de la vida, las personas que acuden al Quiropráctico suelen notar:

  • Mayor movilidad y flexibilidad
  • Menor número de caídas o pérdidas de equilibrio
  • Mayor coordinación
  • Mayor autonomía
  • Retraso del envejecimiento óseo y desgaste
  • Mayor vitalidad
Deportistas

El deporte de alto rendimiento necesita un cuerpo funcionando al 100% de sus posibilidades, lo que debe implicar un sistema nervioso totalmente libre de interferencias y es que, un cuerpo equilibrado permite:

  • Menor tiempo de recuperación
  • Mayor coordinación y equilibrio
  • Incremento de la capacidad pulmonar
  • Menor número de lesiones

Por eso deportistas conocidos como Serena Williams, Rafael Nadal, Carles Puyol, Messi, Jorge Lorenzo, Usain Bolt, etc. Acuden regularmente al quiropráctico. De hecho, en las últimas olimpiadas la mayoría de selecciones tenían en el equipo a un quiropráctico deportivo.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Es segura la Quiropráctica?

Si, la Organización Mundial de la Salud considera la Quiropráctica como una práctica segura, siempre y cuando sea llevada a cabo por un profesional debidamente cualificado. Es por ello que antes de acudir a un quiropráctico, asegúrate de que su formación es la adecuada.

Si deseas saber más acerca de la formación profesional consulta la pregunta número 2.

¿Qué estudios tiene un/a Quiropráctico/a?

Los Quiroprácticos recibimos una formación mínima de 5 años en universidades especializadas para garantizar la calidad y seguridad. A lo largo de la carrera cursamos asignaturas comunes a todas las profesiones sanitarias (anatomía, fisiología, patología,…) y profundizamos en otras más específicas para la profesión como las técnicas quiroprácticas, radiología, neurología, etc.

Debido al vacío legal actual respecto a la Quiropráctica en España (no homologación) podemos encontrarnos con personas que realizan «manipulaciones en la columna» sin tener la formación necesaria para saber hacerlo correctamente. Es por ello que, para encontrar un profesional debidamente cualificado, te recomendamos consultar la página web de la Asociación Española de Quiropráctica.

¿Es compatible la quiropráctica con otros tratamientos?

Totalmente. No existe ningún tipo de incompatibilidad con otros tratamientos ya sean médicos, fisioterapéuticos, etc. Son procedimientos totalmente complementarios. De hecho, al tener ambas carreras, en una misma sesión podemos combinar ajustes quiroprácticos con tratamiento fisioterapéutico. Sólo asegúrate de comentarnos cuáles estas siguiendo.

¿Cuál es la diferencia entre Quiropráctica y Fisioterapia?

La Fisioterapia es conocida por casi todo el mundo. Existen muchas ramas (respi, cardio, neuro) pero sin duda la más extendida es trauma. En esta «especialidad» los fisioterapeutas se centran sobretodo en rehabilitar la zona donde se ha sufrido una lesión. Se suele emplear la terapia manual para ello (estiramientos, tracciones, masoterapia, etc.), además de ejercicio terapéutico y agentes externos como el ultrasonido, TENS (electrodos), termoterapia, etc.

Sin embargo, la Quiropráctica se encarga de liberar al sistema nervioso de las interferencias que pueda haber en el mensaje que pasa entre cerebro y cuerpo, sobretodo a nivel de la columna vertebral. Lo hacemos a través de los ajustes quiroprácticos, donde empleamos casi exclusivamente nuestras manos. De esta manera nos centramos más en un modelo salutogénico y no tanto en un modelo patogénico.

Solo quiero tratarme con fisioterapia, ¿es posible?

Actualmente en nuestro centro NO es posible realizar un tratamiento exclusivamente fisioterapéutico. De hecho, preferimos tratar principalmente con quiropráctica y añadir, de ser necesario, algunas técnicas fisioterapéuticas.

¿En qué consiste la primera visita?

La primera visita tendrá una duración aproximada de 45 min/1 hora. En ella realizaremos una anamnesis exhaustiva de tu historial de salud para entender bien de qué punto partimos y cómo podemos ayudarte. A continuación llevaremos a cabo una serie de pruebas funcionales, miraremos tu postura y realizaremos un análisis completo de tu columna vertebral.

Finalmente, en caso de no presentar contraindicación alguna, también incluiremos el primer AJUSTE quiropráctico.

En otro día posterior, te entregaremos los resultados de esta primera valoración.

¿Quién se encargará de mi tratamiento?

Lara Doménech Léga se encargará de todo tu tratamiento. Si quieres saber más sobre ella, pulsa aquí.

¿Cuántas sesiones necesitaré?

No podemos darte un número en concreto, ya que depende mucho de cada persona: tipo de problema, cronicidad del mismo, edad, historial de salud, objetivos, etc.

Todos estos detalles nos los dará la primera visita, y los comentaremos la siguiente vez que nos veamos en la entrega del informe. Normalmente solemos recomendar una fase inicial de tratamiento más intensiva, seguida de una de mantenimiento para no volver hacia atrás y conservar los avances.

¿Qué precios tenéis?

La primera visita tiene un coste de 75 € (evaluación + ajuste + informe).

El resto de visitas individuales tienen un coste de 55 € pero, la mayoría de pacientes adquieren un bono de varias visitas que reduce significativamente el precio de los ajustes.

¿Puedo ir al quiropráctico si estoy embarazada?

Claro que sí. De hecho, lo recomendamos, ya que el tratamiento quiropráctico ayuda a la calidad de vida de la madre y al bienestar del feto.

Debido al crecimiento del feto y de la barriga de la madre, iremos modificando nuestras técnicas a lo largo de todo el embarazo, utilizando principalmente la técnica Webster, que es especial para mujeres embarazadas.

¿Porqué debería llevar a mi hija/o al quiropráctico?

Durante los primeros años de vida, el sistema neurológico de los bebés y niños/as juega un papel crucial en su salud y su correcto desarrollo y crecimiento. Todas las funciones de su cuerpo se llevan a cabo gracias a que el cerebro envía el estímulo al cuerpo y éste responde. La columna vertebral es la principal encargada de proteger a este sistema nervioso y en estas edades está sometida a muchos golpes, caídas, peso (mochila), etc. Es por ello que debemos de cuidarla, independientemente de la edad.

En quiropráctica hablamos de que la primera subluxación puede ocurrir en el útero, debido al posicionamiento fetal del bebé, seguido del proceso del parto, aunque sea natural y respetuoso. Muchas veces los efectos de estas subluxaciones iniciales son notorios, como la aparición de cólicos, irritabilidad, problemas de sueño, etc. Pero otras veces pueden ser silenciosos y no manifestarse hasta la edad adulta.

Es por ello que no es necesario que tu hija/o manifieste dolores o problemas notorios de salud para visitar a un quiropráctico. De hecho, una revisión de la columna vertebral y sistema nervioso, ¡Cuánto antes mejor! ya que los bebés y los niños son mucho más flexibles y moldeables.